Hoy, durante un evento Internacional de Medios de Assassin’s Creed: Origins, Ubisoft dio a conocer la Iniciativa de Jeroglíficos, un proyecto de investigación basado en el aprendizaje automático con tecnología de Google TensorFlow, para simplificar el desciframiento de los jeroglíficos, unas de las más antiguas escritiras en la historia de la humanidad.

Durante la recreación de la Egipto de Cleopatra para Assassin’s Creed Origins, el período de tiempo más antiguo jamás explorado en un juego de Assassin’s Creed, el equipo de desarrollo de Ubisoft se dio cuenta de lo desafiante que todavía es desbloquear los secretos del pasado y se preguntó cómo podría ayudar la tecnología moderna. Traducir jeroglíficos es un proceso manual y que consume mucho tiempo. Han pasado más de 200 años desde que la Piedra Rosetta ayudó a entenderlos. Colaborando estrechamente con Google, Ubisoft se propuso explorar el potencial de la tecnología de aprendizaje automático para hacer que el lenguaje escrito de los jeroglíficos sea accesible a todos.

 

Anuncios